14 julio, 2009

Femitic: concurso de vídeos hechos por mujeres



Las compañeras de Dones en Xarxa me piden que promocione el Femitic, un concurso de vídeos realizados por mujeres que han convocado, así que aquí dejo el anuncio para las interesadas. Ya otro día tendré que escribir un post sobre feminismos que llevo años dejando de lado. Sin embargo, como las tendencias queer ya me han corrompido demasiado, dejo algunas dudas en el aire. ¿Exactamente qué significa ser mujer? ¿Tener unos genitales determinados? ¿Tener pene es un impedimento para sentirse mujer? ¿Por qué se es menos mujer después de una mastectomía y no después de una amputación del brazo? ¿Qué es el sexo? ¿Si soy una blanca europea, qué tengo yo que ver con una mujer negra sudafricana? ¿Una vagina en común? ¿Por qué se me ponen los pelos de punta cuando oigo las palabras "conciliación familiar"? ¿Cuánto tardaré en matar al próximo que me diga "yo es que no soy feminista porque no creo que las mujeres sean superiores"? Demasiadas dudas.
Lean a la Butler y luego me lo cuentan.

09 julio, 2009

Seamos degenerados: otro post decimonónico

Sigo insistiendo en que no se puede ser decimonónica en verano. El corsé no queda bien con 40º a la sombra, por mucho que mis queridas correlegionarias lo soportaran estoicamente. De eso puede dar fe mi querida guía espiritual, más dama y más decimonónica ella sola que la Reina Victoria, Emma Bovary y Anna Karenina jugando una partida de críquet. Cuando se unen el calor, las tesinas y la falta de vacaciones (amén de un corsé como Dios manda), sólo nos queda la degeneración. El problema es que ahora veo degeneradas por todas partes, empezando por una servidora: deseos patológicos, histeria, descontrol y pasión erótica por las telas de mujer. Veo la apertura de puertas del Corte Inglés el primer día de rebajas y pienso en las damas de Zola por los bulevares. Busco en mi cuerpo las marcas de las cervezas del martes pasado y me encuentro una frente demasiado abultada y ciertas prominencias que pueden indicar inclinación fatal al alcoholismo. Veo prótesis por todas partes a la par que aumenta mi ya de por sí habitual repugnancia por la naturaleza.
En el mundo de la tiranía de las bífidus, el Omega 3 y alimentación crudivegana, la única posibilidad que queda para salvarnos está en la degeneración. Queridas, queridos: sean decadentes. Artificialicensé. El cuerpo natural es desagradable: basta imaginarme a mí misma recién levantada, sin depilar y sin peinar. Aunque a veces el cuerpo artificial también puede repugnar: estoy pensando en la heroína postmoderna de Youtube que partía sandías con sus pechos. Corrijo, artificialicensé, pero sólo si tienen buen gusto.

Imagen: una de las histéricas de la Iconographie photograhique de la Salpêtriere (1875), maravillosamente digitalizada en Jubilothèque y estupendo trasunto decimonónico de servidora pensando en algunos insignes académicos del departamento de Filología.