06 enero, 2009

Entrevista con Benito Pérez Galdós (sólo apta para frikilólogos)

Ayer, mientras le daba los últimos retoques al trabajo sobre La Desheredada, Benito Pérez Galdós se me apareció de repente. Iba vestido a lo decimonónico y lo que más me sorprendió de él fue su acento canario. Evidentemente, aproveché la ocación para entrevistarle. Un tipo majo, ciertamente...

- ¿Don Benito, por qué se me ha aparecido usted a mí?
- Eres la elegida para llevar a cabo mi proyecto. Tú revelarás al mundo el verdadero sentido de mi obra.
-¿En serio?
- ¡Claro que no! Pero tú eres la que más ha tecleado mi nombre en Google durante la última semana. El espiritismo ya no es lo que era, desde luego.
- ¿Se imaginaba usted la enorme repercusión que tendría su obra en la historia de la literatura?
- Algo me olí cuando a mi entierron asistieron treinta mil personas. Lo que no llegué nunca a imaginarme es que acabaran colocando mi cama en un museo. ¡Qué mal gusto por Dios! ¿Por qué no exhiben también el orinal?
- No lo habrán encontrado, pero no de usted ideas. Tengo que preguntarle sobre algo que al mundo de la crítica le tiene muy inquieto. ¿Qué ocurrió exactamente entre usted y Emilia Pardo Bazán?
- ¡Ah! Eso. Una gran mujer la Pardo. En todos los sentidos. Un poco puta, eso sí.
-¿Don Benito, cómo es el más allá?
- El más allá no sé, yo te cuento cómo es el infierno.
- ¿Estad usted en el infierno? ¡No me lo puedo creer!
- Nunca fui amigo de los curas. También está Clarín. Eso de escribir La Regenta se ve que fue pecado mortal. En cambio la gorda debe andar en el cielo. Fijo que untó a alguien. Y también el meapilas de Cervantes. Pero con Emile Zola tenemos charlas interesantes.
-Vaya, es toda una revelación. ¿Qué opina del interés crítico que ha despertado su obra?
-Opino que hay opiniones para todos los gustos, mientras a ninguno se le ocurra ir a abrir el sepulcro para analizarme el ADN. Eso sí, alguna vez he ido a echar un vistazo a algún congreso sobre mí y es que me descojono. Tenéis un humor muy curioso en este siglo.
- ¿Algún mensaje para los cientos de eruditos que estudian su vida y obra?
- Sí. Dejadme en paz de una vez.

Lo dicho, un tipo majo.

5 comentarios:

nathalie dijo...

Alba, necesitas un descanso, de verdad.

¬¬'

Yo dijo...

Aún me estoy riendo, deberías escribir guiones para elclub de la comédia (decimonónica).

Alba dijo...

¡Claro que necesito un descanso! Pero Nathalie tú siempre odiaste el siglo XIX. Yo no, y ahora te envidio...

Jesús dijo...

¡Alba, magnífico! Me he reído un buen rato. Si vuelve a aparecer, dile que se pase por aquí cuando me ponga a leer otras de sus novelas.

¡Cuánta razón lleva en eso de que el espiritismo ya no es lo que era? Jajaja. :D :D

Un beso enorme.

Paco Bailac dijo...

Bueno pues a mí tan solo me queda darle la enhorabuena. Un saludo

pacobailacoach.blogspot.com

¿conoce el coaching?